Vulnerabilidad baraya

estudio de vulneravilidad

  1. Humberto Perez
    estudio de vulneravilidad
    Transcript Header:
    Vulnerabilidad baraya
    Transcript Body:
    • 1. ESTUDIO GEOELECTRICO LOTE LAGUNAS DE OXIDACION, MUNICIPIO DE BARAYA Camilo Tovar B., Geólogo consultor Carrera 5A No. 62-81, Tel. 8662254 Neiva, Cel No. 316 4715093 5. CONCEPTO DE VULNERABILIDAD Y SUS LIMITACIONES La literatura técnica (Ground Water Vulnerability Assesment, 2000) indica que la vulnerabilidad se puede definir como el nivel de penetración con que un contaminante alcanza una posición específica en un sistema acuífero, después de su introducción en alguna posición sobre la zona no saturada. Por otro lado, el riesgo de contaminación está determinado básicamente por las características del acuífero, las que son relativamente estáticas (es decir, permanentes a escalas razonables de tiempo) y por la existencia de actividades potencialmente contaminantes, las que son esencialmente dinámicas. Existen diversas metodologías para la determinación de la vulnerabilidad de los acuíferos. La vulnerabilidad del agua subterránea a la contaminación se establece por la facilidad con la cual ingresan las sustancias contaminantes al acuífero mediante infiltración a través del suelo y la zona no saturada (ZNS). Foster (1987) sugiere que la definición más confiable de la "vulnerabilidad a la contaminación de acuíferos" debe ser la medida de: El grado de inaccesibilidad de los contaminantes a través de la zona no saturada de un acuífero. El grado de atenuación a la contaminación que posean los estratos de la zona no saturada (retención o reacción fisicoquímica). Así, la susceptibilidad de los acuíferos a la contaminación, se considera como una función de las propiedades intrínsecas del suelo y del estrato litológico que comprende la zona no saturada. Existen también otros factores externos unos de origen climático - pluviométrico, temperatura y otros relativos a la carga contaminante (tipo, movilidad y persistencia del contaminante. La combinación de los factores citados, endógenos y exógenos, determina el potencial riesgo a la contaminación de las aguas subterráneas Los diferentes métodos difieren en los parámetros utilizados para su determinación, parámetros como por ejemplo: características de la zona no saturada, profundidad del agua subterránea, recarga neta, permeabilidad del subsuelo, etc. 5.1. Instrucciones Generales para la Determinación de la Vulnerabilidad de Acuíferos A continuación se presentan las instrucciones generales para la determinación de la vulnerabilidad de un acuífero, con el fin de aplicar este concepto al presente estudio. 5.1.1. Método GOD El método GOD (Foster, 1987; Foster & Hirata, 1991) fue desarrollado específicamente para zonas cuya información acerca del subsuelo y sistemas de agua subterránea es escasa (Custodio, 1995). Además, tiene una estructura simple y pragmática que lo hace superior en la interpretación de resultados. El método G.O.D. estima la vulnerabilidad de un acuífero, multiplicando tres parámetros que representan tres tipos de información espacial con el rango de índice determinado (Verba.J & Zaporozec.A., 1994) (Ver gráfico No. 1): G (Groundwater occurance) modo de ocurrencia del embalse subterráneo o tipo de acuífero. O (Overlying lithology) litología de la zona no saturada. D (Depth to Groundwater) profundidad al agua subterránea
    • 2. ESTUDIO GEOELECTRICO LOTE LAGUNAS DE OXIDACION, MUNICIPIO DE BARAYA Camilo Tovar B., Geólogo consultor Carrera 5A No. 62-81, Tel. 8662254 Neiva, Cel No. 316 4715093 El primero de los parámetros (G), corresponde a la identificación del tipo de acuífero, cuyo índice puede variar entre 0 y 1. El modo de ocurrencia varía entre la inexistencia de acuíferos (evaluado con índice 0), en un extremo, y presencia de un acuífero libre o freático (evaluado con índice 1), en el otro extremo, pasando por acuíferos artesianos, confinados y semiconfinados. El segundo parámetro (O), corresponde a la caracterización de la zona no saturada del acuífero. Este se evalúa considerando dos características: el grado de fracturamiento y las características litológicas y como consecuencia, en forma indirecta y relativa, la porosidad, permeabilidad y contenido o retención específica de humedad de la zona no saturada (Foster e Hirata, 1991). Esta información se usa para obtener un índice que puede variar en un rango entre 0,4 y 1. El tercer parámetro (D), consiste en determinar la profundidad del nivel freático en caso de acuíferos freáticos, o la profundidad al techo del acuífero en casos de acuíferos confinados. De acuerdo a la profundidad observada, este tercer componente puede tomar un valor entre 0,4 y 1. El producto de estos tres componentes arroja un índice de vulnerabilidad que puede variar entre 0 y 1, indicando vulnerabilidades desde despreciables a extremas. Se puede corregir el hecho de no considerar directamente el suelo, que en general es un parámetro esencial, añadiendo sufijos al índice de vulnerabilidad, que consideran la capacidad de atenuación y el grado de fisuración del suelo (Custodio, 1995). Las grandes simplificaciones introducidas por este método están justificadas por la disponibilidad real de datos, pero como contrapartida, se pierde definición y no es posible diferenciar un tipo de contaminante de otro. Así, el valor numérico obtenido significa una u otra cosa en función del contaminante que se considere y su interpretación queda en cierto grado, al criterio personal de quien lo interpreta (Custodio, 1995). En primer término se debe señalar que, sin desconocer la existencia de otros métodos para determinar vulnerabilidad. La elección del método GOD se fundamenta en el número razonable de parámetros que utiliza y la facilidad para obtenerlos, en relación con otras metodologías, y además por la experiencia que tiene se en nuestro país. El método GOD adopta un compromiso entre la eficacia que presenta para evaluar la vulnerabilidad de un modo adecuado, versus la cantidad de información necesaria para realizarlo. Es relativamente barato, pues en su forma básica requiere esencialmente información existente. El método combina, mediante un esquema de rating o puntaje, tres factores relevantes que determinan o influyen en la rapidez con la que una determinada sustancia alcanza el acuífero, suponiendo una infiltración desde un sector en la superficie o cercano a ella. A cada uno de estos factores se les asocia un puntaje, los cuales ponderados y sumados entre si, dan como resultado un valor que se traduce en vulnerabilidad. 5.2. Metodología Teniendo la información básica disponible se aplico la metodología “Determinación del Riesgo de Contaminación de las Aguas Subterráneas Cepis 1991” cuyo procedimiento se basa en datos existentes, donde la interacción entre los componentes de la carga contaminante y la vulnerabilidad determinan el riesgo de contaminación. Ver Figura No. 5 y 6.
    • 3. 0.30 0.4 0.7 1.0 MODERADA > 100m. 50-100m. 20-50m. 10-20m. 5-10m. 2-5m.
    View More