Domingo XXVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B

Domingo XXVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B

  1. San Jos Ares
    Domingo XXVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
    Transcript Header:
    Domingo XXVII del Tiempo Ordinario- Ciclo B
    Transcript Body:
    • 1. DOMINGO XXVII DEL TIEMPOORDINARIO- CICLO B LECTURAS: Gn. 2, 18-24; Sal. 127; Hb. 2, 9-11; Mc. 10, 2-12 Evangelio según san Marcos 10, 2-12 En aquel tiempo, se acercaron unos fariseos y le preguntaron a Jesús, para ponerlo aprueba: -«¿Le es lícito a un hombre divorciarse de su mujer?» Él les replicó: -«¿Qué osha mandado Moisés?» Contestaron: -«Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer unacta de repudio.» Jesús les dijo: -«Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés esteprecepto. Al principio de la creación Dios "los creó hombre y mujer. Por eso abandonaráel hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una solacarne". De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no losepare el hombre.» En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.Él les dijo: -«Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contrala primera. Y si ella se divorciade su marido y se casa con REFLEXIÓN SOBRE LA PALABRAotro, comete adulterio.» Reflexionar sobre la propia vida matrimonial y ver qué dificultades hay y qué soluciones podemos aportar. ¿Somos los dos cónyuges iguales ante nosotros, Dios y la comunidad o uno predomina sobre el otro? ¿Tengo una experiencia gozosa del matrimonio como comunidad de amor y diálogo? ¿Hay alguna situación de maltrato ya sea físico o psicológico ante la cual debo ser valiente y acabar con ella? ORACIÓN DE LOS ESPOSOS Señor, nos hiciste el uno para el otro. Te ofrecemos nuestras vidas y nuestro amor. ¡Bendícelos, Señor! Haz que comprendamos la gran misión de vivir en comunión, y de colaborar contigo en la obra de la creación. Haz que en nuestro hogar, reinen siempre la paz, el amor y“De modo que ya no son dos, sino la fidelidad, y que seamos la primera célula deuna sola carne” amor en nuestra comunidad. Haz que nuestros hijos sean el fruto maduro de nuestro amor, y que ellos encuentren en nosotros ayuda, protección y comprensión. Haz que al recibirlos, de tus manos incompletos, podamos entregártelos hombres y mujeres hechos, con los cuales Tú puedas contar. Haz que en nuestro largo caminar, nunca olvidemos que Tú nos esperas para sellar eternamente nuestro fiel amor. Amén. (De www.iglesia.cl)http://parroquiadeares.blogspot.com
    View More