Domingo XIII. To. Ciclo C. Día 30 de junio del 2013

Domingo XIII. To. Ciclo C. Día 30 de junio del 2013

1/2 Documents & Tips - Sharing is our passion

Share This Page

  1. FEDERICO ALMENARA CHECA
    Domingo XIII. To. Ciclo C. Día 30 de junio del 2013
    Transcript Header:
    Domingo XIII. To. Ciclo C. Día 30 de junio del 2013
    Transcript Body:
    • 1. COMUNIÓN.Tu has venido a la orillano has buscado ni a sabios ni a ricostan solo quieres que yo te sigaSeñor, me has mirado a los ojossonriendo has dicho mi nombreen las arena he dejado mi barcajunto a ti buscar otro marTu sabes bien lo que tengoen mi barco no hay oro ni espadastan solo redes y mi trabajoTu necesitas mis manosmi cansancio que a otros descansenamor que quiera seguir amandoORACIÓN.RITO DE CONCLUSIÓNBENDICIÓN Y DESPEDIDA.Hoy, Señor, te damos gracias, por la vida latierra y el sol. Hoy, Señor, queremos cantar lasgrandezas de tu amor.Gracias, Padre, tú guías mis pasos, tú eres la luzy el camino, conduces a ti mi destino, comollevas los ríos al mar.Nos propones, Jesús, que seamos valientes,mostrándonos que si creemos en ti,que eres verdaderamente amo y señor,no tenemos por qué temer a nadie:ni las denuncias, ni los tribunales;ni la gentuza, ni las autoridades.Aunque nos condenen, aunque nos maten,llegará el día en que la verdad resplandecerá.El Evangelio vividojamás podrá permanecer en secreto.Por eso nos animas a ser sus testigos,decididos y esperanzados.Testigos sin miedo,testigos de cada día, que no destacan,testigos, si es preciso, en circunstanciasheroicas.Testigos de la luz y a plena luz,testigos en cuerpo y alma, convencidos,porque lo que de veras importa no es estavida que pasa,que cae como cae el cabello o un pájaroherido, sino la vida eterna que el Padre nos hareservado.San Antonio María de Claret30 DE JUNIO DE 2013DOMINGO 13 DELTIEMPO ORDINARIO.-C-RITOS INICIALESCANTO DE ENTRADA.Reunidos en el nombre del Señor que nos hacongregado ante su altar, celebremos elmisterio de la fe bajo el signo del amor y launidad. Celebremos el misterio de la fe bajo elsigno del amor y la unidad.GLORIAORACION COLECTA.Lectura del Primer libro de los Reyes 19, 16b. 19-21En aquellos días, el Señor dijo a Elías:«Unge profeta sucesor tuyo a Eliseo, hijo de Safat,de Prado Bailén. »Elías se marchó y encontró a Eliseo, hijo de Safat,arando con doce yuntas en fila, él con la última. Elíaspasó a su lado y le echó encima el manto.Entonces Eliseo, dejando los bueyes, corrió tras Elíasy le pidió:- «Déjame decir adiós a mis padres; luego vuelvo y tesigo.»Elías le dijo:-«Ve y vuelve; ¿quién te lo impide?»Eliseo dio la vuelta, cogió la yunta de bueyes y losofreció en sacrificio; hizo fuego con aperos, asó lacarne y ofreció de comer a su gente; luego selevantó, marchó tras Elías y se puso a su servicio.Palabra de Dios.Salmo responsorial Sal 15, 1-2a y 5. 7-8. 9-10. 11R. Tú, Señor, eres el lote de mi heredad.Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti; yo digoal Señor: «Tú eres mi bien.» El Señor es el lote de miheredad y mi copa; mi suerte está en tu mano. R.Bendeciré al Señor, que me aconseja, hasta denoche me instruye internamente. Tengo siemprepresente al Señor, con él a mi derecha no vacilaré. R.Por eso se me alegra el corazón, se gozan misentrañas, y mi carne descansa serena. Porque no meentregarás a la muerte, ni dejarás a tu fiel conocer lacorrupción. R.
    • 2. Me enseñarás el sendero de la vida, me saciarás degozo en tu presencia, de alegría perpetua a tuderecha. R.Lectura de la carta del apóstol san Pablo a losGálatas 5, 1. 13-18Hermanos:para vivir en libertad, Cristo nos ha liberado. Portanto, manteneos firmes, y no os sometáis de nuevoal yugo de la esclavitud.Hermanos, vuestra vocación es la libertad: no unalibertad para que se aproveche la carne; al contrario,sed esclavos unos de otros por amor.Porque toda la Ley se concentra en esta frase:«Amarás al prójimo como a ti mismo.»Pero, atención: que si os mordéis y devoráis unos aotros, terminaréis por destruiros mutuamente.Yo os lo digo: andad según el Espíritu y no realicéislos deseos de la carne; pues la carne desea contra elespíritu y el espíritu contra la carne. Hay entre ellosun antagonismo tal que no hacéis lo que quisierais.En cambio, si os guía el Espíritu, no estáis bajo eldominio de la Ley.Palabra de Dios.Aleluya Is 3, 9; Jn 6, 68cHabla, Señor, que tu siervo te escucha; tú tienespalabras de vida eterna.+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 9, 51-62Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevadoal cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Yenvió mensajeros por delante.De camino, entraron en una aldea de Samaria paraprepararle alojamiento. Pero no lo recibieron,porque se dirigía a Jerusalén.Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, lepreguntaron:- «Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego delcielo que acabe con ellos?»Él se volvió y les regañó. Y se marcharon a otraaldea.Mientras iban de camino, le dijo uno:- «Te seguiré adonde vayas.»Jesús le respondió:- «Las zorras tienen madriguera, y los pájaros nido,pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar lacabeza.»A otro le dijo:-«Sígueme.»Él respondió:-«Déjame primero ir a enterrar a mi padre.»Le contestó:-«Deja que los muertos entierren a sus muertos; túvete a anunciar el reino de Dios. »Otro le dijo:- «Te seguiré, Señor. Pero déjame primerodespedirme de mi familia. »Jesús le contestó:«El que echa mano al arado y sigue mirando atrás novale para el reino de Dios. »Palabra del SeñorHOMILÍACREDOORACIÓN DE LOS FIELES.LITURGIA EUCARÍSTICAOFERTORIO.Un niño se te acercó aquella tarde, sus cincopanes te dio para ayudarte, los dos hicisteisque ya no hubiera hambre, los dos hicisteisque ya no hubiera hambre.También yo quiero poner sobre tu mesa, miscinco panes que son una promesa, de dartetodo mi amor y mi pobreza, de darte todo miamor y mi pobreza.ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS.PREFACIO Y SANTO.PLEGARIA EUCARÍSTICA.RITO DE LA COMUNIÓNPADRE NUESTRO.RITO DE LA PAZ.CORDERO DE DIOS.Declaración de la Renta.-No olvides marcar la casilla de laIglesia en tu Declaración de laRenta. Tengamos presente lalabor que desempeña la Iglesia yla necesidad de que los católicosy aquellas personas que aprecianla labor de la Iglesia, la apoyenpara que pueda seguir ayudandoa «tantos» que lo necesitan.
    View More